Instituto San Pablo Misionero

LEMA 2019

“LA EDUCACIÓN ES UN CONTINUO ABRAZO AL OTRO”

COLEGIO INSTITUTO SAN PABLO MISIONERO
MARTES 5 de noviembre de 2019
CIRCULAR INFORMATIVA
COLEGIO INSTITUTO SAN PABLO MISIONERO
ESTIMADA COMUNIDAD SAN PABLINA; Padres y Apoderados, queridos alumnos, miembros del personal:
Prácticamente desde el primer momento de este gran estallido de descontento social que ha envuelto a nuestro país en una gran ola de legitimas manifestaciones buscando mejorar la situación de cada uno y de todos, pero al mismo tiempo en una negra ola de violencia, saqueos, temor y desconfianza entre nosotros, nos atrevimos a decir con toda claridad que “el odio y la violencia no son el camino” que existe una gran responsabilidad en nuestras autoridades para que esta crisis sea fecunda y de buenos frutos”, “que el ser humano tiene necesidad de un bien, incluso levantando nuevamente un lema del colegio Tú eres un Bien para mi” e indicando con toda certeza que se requiere con urgencia “una mirada nueva y el diálogo con el otro”.
Lo dijimos en el documento que pueden ver en el sitio web “EL AMOR ES MAS FUERTE”, y lo repetimos hoy día porque nos parece que en estos momentos en que el país sigue dentro de la ola de manifestaciones pacíficas y violentas que lamentablemente parecen recrudecer, nosotros… nuestro querido ISPM puede ofrecer su gran sentido de humanidad, respeto y afecto por los otros y un corazón siempre dispuesto a escuchar y acoger las necesidades y demandas que se nos hagan.
Por esto hemos intentado en todo momento que el colegio esté abierto para recibir a sus alumnos y junto a ellos enfrentar con la razón y la solidaridad, con la mente y el corazón la realidad que les ha tocado vivir y que todos deseamos entender y poder colaborar para que las demandas sean escuchadas y la paz y tranquilidad vuelva a renacer en nuestro país. Responsables de la seguridad de cada uno de los miembros de nuestra comunidad, hemos ido evaluando la contingencia para protegerlos a todos y por ello hemos continuado con el horario de salida en las tardes a las 17:30 hrs., que nos parece responde bien a la realidad de la contingencia actual.
Sin embargo necesitamos que la comunidad esté atenta a lo que está sucediendo en las calles y cuando con certeza se considere (sin dejarse llevar por falsas noticias) que se podría poner en peligro la seguridad de sus hijos no duden en dejarlos en la protección del hogar. El colegio está consciente de la problemática actual y tomará las medidas que sean necesarias para no perjudicar a sus alumnos.
Escuchando las propuestas que nos hacen alumnos, profesores y también padres y apoderados, hemos realizado y seguiremos realizando actividades apropiadas a cada nivel que sirvan de reflexión, comprensión e indiquen formas de participación en las manifestaciones de demandas sociales que respondan lo mejor posible a las verdaderas posibilidades de cada quién. Con la enseñanza media, en acuerdo con el Centro de Alumnos y considerando las demandas realizadas por los propios alumnos en asambleas auto convocadas por ellos, hemos programado actividades de reflexión y aprendizajes a través de Intervenciones Artísticas que se espera desarrollar en distintos momentos de esta semana y de las siguientes, un Congreso de Alumnos (en la línea de los Cabildos) planificado para el viernes 8 de noviembre y diversos Conversatorios Temáticos donde los jóvenes acompañados por especialistas puedan profundizar temas como “La Constitución”, el problema de las AFP, La salud en Chile, etc.
La participación de los jóvenes en actividades fuera del colegio son de estricta responsabilidad de sus familias, el colegio no puede ni autorizar ni tomar la responsabilidad de los alumnos fuera de sus aulas, por lo cual esperamos vuestra comprensión y colaboración en el cuidado de la integridad de todos nuestros estudiantes. Si los alumnos toman un acuerdo democrático de participar en algún paro o llamado a marcha fuera del establecimiento escolar, el colegio flexibilizará su funcionamiento en apoyo a lo que las familias decidan de tal manera de no poner evaluaciones ese día en particular ni poner otro tipo de obstáculo, pero insistimos en que la participación externa es de total responsabilidad de los padres y apoderados y una vez los alumnos ingresan a clases no pueden salir excepto con autorización personal del apoderado.
Finalmente queremos indicar a nuestra comunidad que estando de acuerdo en que el movimiento social es una gran oportunidad para mejorar las condiciones de injusticia, abusos e inequidades que existen en nuestro país, debemos encontrar formas pacíficas y constructivas de protestar que de ningún modo impliquen acciones violentas de ningún tipo, por tanto la idea de “Tomarse” el colegio que ronda en las mentes de algunos alumnos de enseñanza media y lo que es peor en personas ajenas al colegio, es una idea inaceptable que va absolutamente en contra de nuestro Proyecto Educativo inspirado en el humanismo cristiano que busca la paz y fraternidad entre las personas. También nos parece muy importante enfatizar que la sede de educación media es compartida con alumnos de enseñanza básica quiénes tienen todo el derecho a estar tranquilos y resguardados en su colegio, sin sufrir de ningún modo la violencia siempre presente en una Toma, por lo cual con mayor razón el colegio tomará todas las medidas del caso para asegurar la integridad de toda su comunidad.
Atentos a escuchar y dialogar con todos, y ofreciendo nuestras oraciones por la paz y tranquilidad en vuestros hogares, le saluda con todo su afecto;
LA DIRECCIÓN



¡El amor es más fuerte!

Octubre 21 de 2019

¿Qué hay detrás de estas manifestaciones de descontento social? ¿Qué es lo que se grita en las calles? No podemos pensar que ya lo entendemos a cabalidad.

La protesta nació, en un principio, como una reacción a las alzas del transporte público, a la precariedad del salario mínimo y de la salud...y se fueron añadiendo mas demandas hasta superar el orden público a través de un movimiento social que se reconoce como legítimo, y que en mucho casos fue creciendo como atractivo, también se volvió incontrolable, y en otros violento y destructivo.

La imagen de Santiago ardiendo, de miles de niños, jóvenes, mujeres y hombres gritando y pidiendo justicia nos interpela, nos obliga a levantar la mirada e interrogarnos: esta exigencia de justicia tan propia de lo humano, ¿a quién va dirigida?¿Quién podrá acogerla en esta noche tan oscura para Chile? Todo este descontento que se ha originado por un sistema y una lógica que no mira la necesidad de las personas, por políticas públicas ineficaces que generan impotencia – especialmente en la población más vulnerable- han destapado la crisis social más importante de los últimos años. Entonces, ¿perderemos este momento histórico entre nubes de recriminaciones?

1.- ¿Por qué el odio y la violencia no son el camino?

Porque generan más miedo, más confusión; porque el perjudicado, finalmente, es siempre el más débil, porque los niños crecen pensando que este camino es la única opción. El Metro de Santiago es quizá el signo más inequívoco de la integración social, del dialogo entre centro y periferia. ¿Qué hicimos con él?¿Qué dejamos se hiciera con él y sus trabajadores y usuarios? Tenemos 15 muertos…¿será en vano su sacrificio?

2.- La autoridades públicas, la crisis y los frutos.

El Estado tiene como finalidad propia la defensa y el cuidado del orden público, pero siempre en vistas de la construcción del bien común y de la defensa de los derechos de las personas. Esta es la hora de estar con realismo y responsabilidad a la altura de la exigencias de justicia y equidad. Pedir perdón y recomenzar es entrar en la crisis, y no solo administrarla. Esto engrandecería al Estado que está hecho para servir a la sociedad civil. Una crisis fecunda es lo que espera el pueblo. Una crisis, para que de frutos, requiere de gestos, especialmente de quien detenta la autoridad.

3.- El ser humano tiene necesidad de un bien!

¿Qué hay debajo de los escombros? Ver personas limpiando el Metro – quizá los mismos que han participado de las protestas- defendiendo colegios, organizándose para cuidar los propios barrios, compartiendo el pan entre vecinos, nos hace ver que el bien es siempre una posibilidad de la persona, que somos capaces de reconocerlo más allá de nuestros errores y de adherir a los rostros en los cuales se expresa. Reconstruir y protestar pueden ser la expresión del mismo bien.

4.- La urgencia de una mirada nueva y el dialogo con el otro.

Del odio y el lamento no se sale solo. “Tú eres un bien para mi”…el otro es el camino del dialogo y de la autocrítica. Lo que está en juego en un contexto de desconfianzas y recriminaciones es la mirada de un hombre libre que sale al encuentro de la persona (sin etiquetas), con su historia particular, deseos y sufrimientos, y que nos permite comprender qué es lo que cambia y sirve al hombre, a la mujer y a toda una sociedad. La política debe necesariamente partir de aquí, creando diálogos y puentes entre hombres diversos…incansablemente.

En esta hora amarga, pero provocadora, lo que nos despierta y mueve a construir es el amor a la historia de nuestro pueblo forjado ante tanta adversidad en que ha prevalecido la esperanza. “El Amor es más fuerte” …ha marcado a fuego nuestra memoria: el amor al vecino, el amor al bien común, amor a la justicia, a la verdad, amor al ser humano en su necesidad y en su dolor hasta llegar a todas partes… si aceptamos el desafío.

Encuentro Santiago